• Español
    • English

En Tu parte del trato, las atracciones siempre son fatales

En Tu parte del trato, las atracciones siempre son fatales

En Tu parte del trato, las atracciones siempre son fatales 1033 688 María Fernanda Mugica

Te estamos redirigiendo a la nota solicitada, haz clic en el enlace para acceder manualmente.

Tu parte del trato (Argentina, 2019). Creadores: Guillermo Amoedo, Amaya Muruzábal. Director: Jorge Nisco. Elenco: Nicolás Cabré, Jazmín Stuart, Eleonora Wexler, Gustavo Garzón. Disponible en: TNT, los martes, a las 23; eltrece, los miércoles, a las 22.45, y Flow. Nuestra opinión: buena

Tu parte del trato coquetea con la comedia negra, el thriller, la telenovela y hasta el film noir. Estas influencias hacen que varíe mucho el tono, a veces para mejor y otras para peor, de estos ocho episodios que cuentan una historia de venganza, traiciones y atracciones fatales.

Avance de Tu parte del trato – Fuente: YouTube

01:10

Luego de conocerse en la fiesta de Navidad de la empresa y tener sexo, Carlos le comenta a Patricia ( Jazmín Stuart) su problema y ésta le sugiere que ella lo puede solucionar, a cambio de que él le quede debiendo un favor. Él lo toma como un chiste, pero cuando su jefe aparece asesinado a la mañana siguiente, se da cuenta de que ella estaba hablando muy en serio. Unos años después, Patricia reaparece para exigirle que cumpla con su parte del trato y le arruine la vida a María ( Eleonora Wexler), una médica que dirige una fundación dedicada a atender los problemas de salud de chicos de bajos recursos.

El comienzo está centrado en la historia de suspenso, con mucha presencia de la tecnología como herramienta para la investigación y la criminalidad, pero luego empieza a incorporar algunos elementos de la telenovela, con conflictos románticos y familiares. Esta derivación no resulta el aspecto más atractivo de la serie que es más entretenida en su faceta de thriller. Pero, al igual que Patricia en la ficción, los creadores también tienen un plan mayor para lo que sigue. Los elementos de telenovela y cierto tono de comedia negra se van sembrando para ser cosechados en un final desmesurado.

Es curioso que una serie que fue escrita y filmada completa, al menos en esta primera temporada, recorra en cierta forma el mismo camino que muchas tiras de mayor duración, que comienzan como un relato de suspenso o policial más tradicional y terminan llevándolo a un terreno melodramático y desmesurado. Tomando en cuenta las características de esta producción es evidente que esas decisiones no tienen que ver con las reacciones del público sobre la marcha. Podría aventurarse que se trata de una búsqueda lúdica de darle una vuelta de tuerca a esa combinación de elementos que puede resultar satisfactoria para parte del público.

Nicolás Cabré y Wexler trabajan bien en el registro más realista que la serie tiene en el comienzo, mientras que Jazmín Stuart da la impresión de haberse divertido mucho con un papel extravagante, basado en el arquetipo de mujer misteriosa e infernal. Federico Olivera, Gustavo Garzón, Romina Ricci, Hugo Arana y Carola Reyna, entre otros, son parte del elenco que acompaña a los protagonistas de manera consistente.